Concepto de prueba

Son los medios que se utilizan con el objetivo de demostrar algo. Los niños en los colegios rinden pruebas con el fin de comprobar lo que aprendieron, y los docentes a través de ellas confirman si el proceso de aprendizaje ha sido exitoso. Existen pruebas diagnósticas al comienzo del ciclo lectivo para corroborar los contenidos previos de los alumnos, y así poder anclar en esos contenidos ya aprendidos, los nuevos conocimientos. Luego se evaluarán los procesos a través de la evaluación formativa, para ir cotejando si lo enseñado ha sido efectivamente asimilado o se debe volver atrás, para reforzarlos.

Los médicos realizan pruebas o exámenes de laboratorio para comprobar el estado de salud de sus pacientes. Los automovilistas deben someterse a pruebas de alcoholemia para demostrar que manejan sobrios, los postulantes a un empleo deben rendir pruebas de admisión, etcétera.

En los procesos judiciales, las pruebas cobran una gran relevancia, pues son las encargadas de comprobar si la imputación realizada a una persona como autor de un hecho dañoso doloso o culposo, son o no ciertas. Las pruebas pueden ser de confesión, de testigos, periciales o documentales. Por regla general, en Derecho, quien afirma un hecho debe probarlo, y en Derecho Penal si las pruebas no son concluyentes, debe estarse por la inocencia del procesado.

En Matemática se acostumbra hacer la prueba de las operaciones, para comprobar si el resultado obtenido ha sido el correcto.

Prueba de vida, es la que se exige comúnmente en casos de secuestro extorsivo, por parte de quienes son extorsionados, a los victimarios, para asegurarse que el secuestrado esté aún con vida, para no pagar un rescate en vano. Puede consistir en mensajes grabados, escritos de puño y letra de la víctima, o la mención de algún dato que sólo ella conoce.